¿Por qué vino tinto?

¿Por qué vino tinto?

La historia del vino en general y del vino tinto en particular, encierra múltiples curiosidades, entre ellas, el porqué de su nombre y, si vamos un poco más lejos, el porqué de los nombres de las diferentes uvas que dan lugar al vino tinto, tenga la denominación de origen que tenga. ¿Porqué lo llamamos vino tinto? ¿Por qué en España lo llamamos vino tinto y sin embargo en otros países como Francia o Inglaterra lo llaman vino rojo? Para encontrar la respuesta a esta pregunta tenemos que remontarnos al siglo XVII, época en la que se producía mucho más vino blanco que vino tinto. Esta realidad despertó la picardía de algunos a quienes se les ocurrió teñir el vino blanco con algunas gotas de vino tinto. Hay que irse hasta Inglaterra para descubrir que fue éste el país en el que comenzó a producirse el clarete, vino blanco coloreado o teñido de rojo; una moda que España imitó y que terminó por incorporar el término vino tinto para referirse inicialmente al vino ‘teñido’, pero que con el tiempo terminó instalándose para denominar también a todo aquel vino rojo auténtico, es decir, sin tintar. ¿De donde vienen los nombres de las uvas? ¿Y el nombre de las diferentes uvas tintas? ¿De dónde viene? ¿Por qué se llaman Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo o Pinot Noir? ¿Quién es el responsable de que hoy en día las conozcamos por el nombre con el que se llaman las diferentes variedades de vino tinto? La primera de ellas no es ni más ni menos, que el resultado de una cepa poco dócil, difícil de domar, salvaje. La traducción al...
¿CÓMO SE CONSERVA CORRECTAMENTE EL VINO EN CASA?

¿CÓMO SE CONSERVA CORRECTAMENTE EL VINO EN CASA?

Puede que, como amante del vino, te hayas preguntado alguna vez si estás almacenando bien las botellas para que el vino mantenga todo su sabor. Si quieres saber cómo conservar el vino en casa correctamente sin necesidad de gastar dinero en una vinoteca, sigue leyendo, porque en este post te contamos cuáles son los mejores trucos para conservar y mantener la calidad del vino en nuestro hogar. Temperatura, humedad y lugar de conservación Lo ideal es que el vino esté en una temperatura constante entre los 12º y 16º. Lo importante respecto a la temperatura es que el vino no sufra oscilaciones térmicas, es decir, que no varíe mucho la temperatura de la botella, por lo que lo adecuado sería que tengamos siempre las botellas en un lugar que no cambie de temperatura. Es desaconsejable guardarlas en la cocina donde la temperatura puede oscilar varios grados cuando se cocina. Lo mejor sería almacenarlas en una bodega, sótano o trastero donde no haya sistemas de calefacción o aire acondicionado. El lugar que elijamos ha de ser fresco y la humedad relativa debe estar entre el 70 y el 80% para que el corcho no se seque o se humedezca. Para saber la temperatura y la humedad relativa en todo momento, basta con colocar un termómetro y un higrómetro junto a las botellas, así tendremos bajo control que el vino no experimente grandes oscilaciones térmicas. Es muy importante que el sitio en el que almacenemos las botellas sea oscuro puesto que la incidencia de la luz sobre las botellas puede producir reacciones químicas como la oxidación en el vino y degradar su calidad. Si el lugar que has elegido tiene mucha luz,...
4 tips para enfriar vino en 10 minutos

4 tips para enfriar vino en 10 minutos

Suben las temperaturas y lo que más nos apetece es tomar algo fresquito que nos ayude a soportar este calor, y para ello… ¿hay algo mejor que un riquísimo vino blanco bien fresquito? El vino es una de las bebidas más complicadas de enfriar, ya que su no lo haces de una forma correcta o si el vino no está a la temperatura recomendada, el sabor de este cambiará totalmente.  En esta época, en la que las barbacoas y reuniones con amigos están a la orden del día es importante que sepamos cómo enfriar vino rápidamente, para evitar imprevistos y no dejar a nuestros invitados secos y  disfruten de la comida que has elegido para ellos. En este artículo te damos algunos consejos para enfriar el vino rápidamente, sin que este pierda sus propiedades. Cubitera con hielo Esta es una de las mejores formas para enfriar el vino, ya que el vino no pierde propiedades porque se va enfriando poco a poco. Simplemente tienes que coger una cubitera, llenarla de hielo y echarle agua fría. Introduce la botella en la cubitera y en unos 15 minutos, el vino, tendrá la temperatura perfecta para consumir. Fácil, ¿verdad? Toalla húmeda Si no tienes vino frío y tampoco hielo, no te preocupes, tenemos una solución para ti. Coge una toalla o un papel, mójalos y envuelve la botella. La toalla hará que el vidrio agarre el vino y en unos 10-15 minutos estará listo para beber. Uvas congeladas Si quieres estar a la moda y servir el vino de la forma más atractiva, esta es tu opción. Aunque has de ser precavido,...
Nociones básicas de maridaje

Nociones básicas de maridaje

Maridajes por asociación A la hora de pensar en la armonía, tenemos que considerar el conjunto de sensaciones que nos procuran el vino y la comida: los sabores (ácido, salado, dulce, amargo), las sensaciones táctiles y químicas (la textura, el picante), la temperatura (que modifica mucho nuestra percepción) y los aromas. En general , la mayor parte de las armonías se suelen establecer por asociación o complementariedad: de colores (blancos con pescados blancos, tintos con carnes rojas), de sabores (postres dulces con vinos dulces), de sensaciones (alimentos grasos con vinos tánicos), de aromas (alimentos ahumados con blancos de barrica), de intensidad (platos fuertes con vinos con cuerpo. Pero no olvidemos, que los contrastes, los polos opuestos, pueden crear grandísimas atracciones (algunos quesos azules, con algunos vinos dulces me han proporcionado algunos de los mayores momentos de placer enogastronómico). Sabiendo, no me cansaré de repetirlo, que no existen fórmulas definitivas ni reglas inamovibles, y que siempre ha de primar la curiosidad y la búsqueda del placer, algunas parejas de hecho podrían ser las siguientes: Los principales maridajes Vinos blancos jóvenes sencillos, “facilones”: aperitivos o entrantes muy ligeros. Vinos blancos jóvenes más serios, de mayor enjundia (de variedades nobles): Pescados blancos, Mariscos, quesos frescos, ensaladas, algunas mousses. Vinos blancos fermentados en barrica: Quesos curados, Verduras, Ahumados, carnes blancas, algunos arroces. Vinos Rosados: Verduras, pastas, arroces, quesos suaves, tortillas, macedonia de frutas. Cavas: Para mí es el gran comodín, y su gama es tan extensa que debemos distinguir entre un cava de pocos meses de crianza, de un reserva o un gran reserva, mucho más complejo y dotado de mayor personalidad; por no entrar en blanco que...
¿Cuál es el origen de la palabra “vino”?

¿Cuál es el origen de la palabra “vino”?

La viticultura y la producción de vino se originó, según parece, en Asia Menor, hoy Turquía. Los restos arqueológicos documentados de producción de vino más antiguos encontrados hasta la fecha datan del Neolítico, hace unos 8.000 años. Por lo tanto, como ocurre en tales casos, la palabra debe proceder de alguna lengua de aquella zona, que no se sabe con exactitud. Fuera de la familia indoeuropea, concretamente entre las lenguas semitas, está el árabe y etíope wain, el asirio īnu y el hebreo yàyin una forma protosemítica wainu. El término está igualmente en las lenguas indoeuropeas de Asia Menor (hitita y luvita) y del Caúcaso (armenio). La palabra, junto con la viticultura, viajó hacia el Mediterráneo occidental, y se encuentra en griego οἶνος, el albanés vēnë y el latín vinum (de donde viene el castellano vino). Del latín pasó al celta (irlandés antiguo, fin; galo, gwin), al germánico (idioma gótico, wein; alemán, Wein; inglés, wine) y al eslavo (eslavo antiguo y ruso, vino), y del eslavo pasó al lituano výnas. Poderes afrodisíacos del vino Otra teoría considera que la raíz se encuentra próxima a la palabra sánscrita vana (amor), que también dio origen a las palabras Venus y Venera. Tal relación semántica estaría dada por la antigua creencia en los poderes afrodisíacos del...
¿Cuántas calorías tiene el vino?

¿Cuántas calorías tiene el vino?

Cada vez son más los que actualmente se preocupan por mantener la línea y cuidarlo que comen. Sea porque has iniciado una dieta para adelgazar, o porque simplemente quieres llevar una vida sana, probablemente hayas empezado a fijarte en las calorías que ingestas en cada comida. Es relativamente fácil averiguar cuántas tienen los alimentos, pero ¿qué pasa con el vino? Las bodegas no tienen la obligación de indicar en las etiquetas las calorías que contiene cada botella. Entonces, ¿cómo sabemos las calorías que estamos tomando con cada copa de vino? En primer lugar, el principal factor que determina la cantidad de calorías es el volumen de alcohol; el 97% de las calorías aportadas por el vino proviene de este macronutriente, por tanto, el número varía en función de la graduación del vino. Aunque un alto nivel de azúcar también influye notablemente en el aporte de calorías, normalmente tendrá menos calorías un vino dulce con poca graduación que un vino de alta graduación. De mismo modo, la cantidad de calorías también depende del tipo de vino (tinto, rosado, blanco, espumoso, rosado, etc.). Pero como cada vino es diferente, dentro de cada tipo también podemos encontrar variaciones, de modo que no podemos establecer unos parámetros exactos. Si no quieres estar con la calculadora a cuestas, te recomendamos que te guíes por valores aproximados. Como media, estos son los rangos generales de calorías que contendría una copa (150 ml) dependiendo del tipo de vino: •Vino espumoso: 120-160 calorías •Vino blanco: 110-170 calorías •Vino rosado: 110-170 calorías •Vino tinto: 120-180 calorías •Vino dulce: 190-290 calorías ¿Podemos decir entonces que el vino engorda? El...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies